¿Por qué la Pascua? {Why Easter?}

$3.15
Quantity:
Language:
Quantity per contribution:

Cada año celebramos aquello que llamamos “La Pascua”, algunos se refieren a esto como “El día de la Resurrección”. Si alguno quiere llamarlo La Pascua o El día de la resurrección, no importa, el hecho que permanece es que mucha gente no sabe, o ha olvidado su VERDADERO significado. El completo significado y propósito de […]

Why EasterCada año celebramos aquello que llamamos “La Pascua”, algunos se refieren a esto como “El día de la Resurrección”. Si alguno quiere llamarlo La Pascua o El día de la resurrección, no importa, el hecho que permanece es que mucha gente no sabe, o ha olvidado su VERDADERO significado. El completo significado y propósito de la Pascua es la muerte, sepultura y resurrección corporal de JesuCristo. Entonces: ¿Por qué la Pascua?
El pecado se introdujo en la humanidad como un directo resultado de la desobediencia de Adán en el Jardín del Edén cuando él comió del fruto prohibido. A Adán, nuestro primer padre, le fue dado un mandamiento específico de parte de Dios: Mas del árbol de la ciencia de bien y de mal, no comerás de él: porque el día que de él comieres, morirás (Génesis 2:17).
¡Dios dice la manera, y es a la MANERA que Él dice! La muerte de la que Dios habló, fue una muerte espiritual y, eventualmente, una muerte física. Como resultado, un animal murió en lugar de Adán; Dios sacrificó un animal (primer derramamiento de sangre en la Biblia) e hizo vestidos para Adán y Eva, y además, los sacó a ellos fuera del Jardín del Edén.
“Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y vistiólos” “Y hechó al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada alrededor, para guardar el camino del árbol de la vida”
Por tanto, de la manera que el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte; y la muerte así pasó a todos los hombres porque todos pecaron (Romanos 5:12).
Ese hombre no fue otro que Adán en el Jardín del Edén; ¡El pecado de Adán fue desobedecer a un Dios santo que lo había creado! La expiación (cubrimiento) del pecado de Adán y Eva fue hecha por el derramamiento de sangre de animales, pero esta fue solo una cubierta temporal que apuntaba al Cordero de Dios que llevaría el pecado del mundo por siempre; el Cordero de Dios no fue otro que el Señor JesuCristo.
Durante el tiempo que Israel vagó por el desierto cuarenta años, ellos se quejaron y se rebelaron contra Dios quien, en su ira, envió a ellos el castigo con serpientes venenosas, y algunos murieron. Aun así, Dios proveyó la manera de escapar y les dio una oportunidad para ser físicamente salvos. Dios dio instrucciones específicas.
Y Moisés hizo una serpiente de metal, y púsola sobre la bandera, y fué, que cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de metal, y vivía (Numeros 21:9).
Leemos en el Evangelio de Juan que esto fue un tipo de Cristo,
Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado: Para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan 3:14-15).
Dios el Hijo, en la persona de JesuCristo, vino a este lugar llamado tierra con un solo propósito, y fue morir en la cruz del Calvario y pagar total  y finalmente nuestra deuda por el pecado. Jesús fue totalmente Dios y totalmente hombre; Él no tenía una naturaleza de pecado porque él fue nacido de María, fue concebido por el Espíritu Santo.
Y el nacimiento de Jesu Cristo fué así: Que estando María su madre desposada con José, ántes que hubiesen estado juntos, se halló haber concebido del Espíritu Santo (Mateo 1:18).
Cristo tenía un propósito para venir a esta tierra:
Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESÚS: porque  él salvará a su pueblo de sus pecados (Mateo 1:21).
Porque el Hijo del hombre vino a buscar, y a salvar lo que se había perdido. {Lucas 19:10}
Él solo podía hacer eso muriendo y derramando su sangre en la Cruz.
Y él llevando su cruz, salió al lugar que se llama el lugar de la Calavera, y en Hebreo Gólgota: Donde le crucificaron, y con él otros dos, de una parte y de otra, y Jesús en medio (Juan 19:17-18).
Mas cuando vinieron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas. Empero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y luego salió sangre y agua (Juan 19:33-34).
Jesús fue puesto en una tumba que fue sellada y custodiada por guardias romanos, pero ni la tumba, ni los guardas fue capaces de evitar su resurrección corporal tres días después, por eso leemos,
EN el fin del sábado, así como iba amaneciendo el primer día de la semana, vino María Magdalena, y la otra María, a ver el sepulcro. Y, he aquí, fué hecho un gran terremoto; porque el ángel del Señor descendiendo del cielo y llegando, había revuelto la piedra de la puerta del sepulcro, y estaba sentado sobre ella. Y su aspecto era como un relámpago; y su vestido blanco como la nieve. Y del miedo de él los guardas temblaron, y fueron vueltos como muertos. Y respondiendo el ángel, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fué crucificado. No está aquí; porque ha resucitado, como dijo. Veníd, ved el lugar donde fué puesto el Señor (Mateo 28:1-6).
Aquí vez mi amigo, la piedra NO fue removida para permitir que Jesús saliera; fue removida para que el mundo mirara dentro y viera que él no estaba allí, porque su cuerpo fue levantado, porque Él es Dios.
Mi amigo, La Pascua (El día de la resurrección) nos indica todo sobre la muerte, la sepultura, y la resurrección de nuestro Salvador, el Señor JesuCristo. ¿Por qué él pasaría por todo esto por nosotros? La respuesta es realmente bastante simple.
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que haya dado a su Hijo unigénito; para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16)
La frase, “tanto amó el mundo”, te incluye a ti, mi amigo.
Porque Cristo, cuando éramos aun sin fuerza, a su tiempo murió por los impíos. Porque apenas morirá alguno por un justo; aunque quizá por uno bueno podrá ser que alguno aun osare morir. Mas Dios encarece su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros (Romanos 5:6-8).
Esto es por lo que tenemos La Pascua (El día de la resurrección), porque recordamos lo que Cristo hizo por nosotros. ¿Conoces a JesuCristo como tu Salvador personal? Si no lo conoces, lo puedes hacer: si te arrepientes (mira tu pecado como Dios lo mira, ponte al lado de Dios, tal como él ve el pecado), ruegas a Dios que te perdone, y pones tu fe solamente en su sangre derramada, lo recibes a Él como tu Salvador personal, serás perdonado y salvado por toda la eternidad.
Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, ya reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no solo esto, mas aun nos gloriamos en Dios por nuestro Señor Jesu Cristo, por el cual hemos ahora recibido la reconciliación (Romanos 5:10-11) .
Y éste es el testimonio, es a saber, que Dios nos ha dado vida eterna, y que esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene vida. Yo he escrito estas cosas a vosotros que creeis en el nombre del Hijo de Dios; para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creais en el nombre del Hijo de Dios (1 Juan 5:11-13).
Haber confiado en Jesús como Salvador personal, sin embargo, no significa que tengamos licencia para vivir como nosotros queramos; nosotros tenemos la responsabilidad de vivir de una manera tal que demos honor y gloria a nuestro Salvador. Por eso es importante leer nuestra Biblia diariamente, y orar, y asistir a una buena iglesia que predique la Biblia constantemente, y así nosotros podemos ser alimentados por la Palabra de Dios y crecer espiritualmente.
Bien, querido amigo, ahora sabes porque tenemos una Pascua, ahora sabes que es lo que eso significa. ¿Si mueres la próxima semana, el próximo mes, o el próximo año, tú sabrías (en el día de hoy) si serías salvo e irías con Jesús al cielo? Si no lo sabes, humildemente, arrepentirte de tu pecado, pide a Jesús que te perdone, y recíbele a Él como tu Salvador personal. Hazlo hoy – antes que sea demasiado tarde.

~Richard A. Ciarrocca

Todas las referencias de las Escrituras son de la Reina-Valera 1865

Spanish Literature

Related Products

0 0