No hay una segunda oportunidad {No second chance – Spanish}

$2.85
Quantity:
Quantity per contribution:

“Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una sola vez; y después de esto, el juicio” Hebreos 9:27 Hace años que estuvimos envueltos en un ministerio de estudio bíblico en las prisiones. Compartimos el evangelio con presos en la unidad de segregación. Establecí allí una excelente empatía con uno recluso […]

No Second Chance-S“Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una sola vez; y después de esto, el juicio” Hebreos 9:27
Hace años que estuvimos envueltos en un ministerio de estudio bíblico en las prisiones. Compartimos el evangelio con presos en la unidad de segregación. Establecí allí una excelente empatía con uno recluso en particular. En cada visita, él escuchaba lo que yo tenía para decirle. Después de un tiempo, este hombre, estaba literalmente quebrantado para arrepentirse y confiar en JesuCristo como su Salvador personal, pero, siempre rehusó hacerlo. Un día en las noticias anunciaban que este preso había muerto de un ataque al corazón en su celda. Tan pronto como lo escuché, mi corazón se hundió y, aunque soy un hombre grande, yo solo quería llorar; no por mí, pero por este hombre. ¿Se habría arrepentido y confiado en Jesús como su Salvador en el cierre de su vida? Solo tres personas conocen esa la respuesta: él, el Señor, y el diablo.
De nuevo en la prisión el capellán me escoltó hasta la unidad de segregación donde teníamos los estudios bíblicos. Yo hablé sobre la muerte de este recluso y dije: “Si él, en el momento de su partida, no confió en JesuCristo como su Salvador, entonces él fue al infierno por toda la eternidad”. El capellán me replicó: “Tú no sabes eso, Dios puede darle otra oportunidad”. Al hacer una declaración como esa, el capellán admitió que no creía lo que Dios dice en su Palabra, la Biblia. Dios dice lo que dice, y dice lo que quiere decir. Pero desde la tentación de Satanás a Eva en el jardín del Edén, Satanás ha tratado de convencer a la gente de otra cosa. El hecho es este, cuando la gente muere, su eterno destino está resuelto para toda la eternidad. No hay una segunda oportunidad.
Jesús habló de dos hombres, un hombre salvo y un hombre perdido. Jesús dijo, “Y había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete espléndidamente. Había también un mendigo llamado Lázaro, el cual estaba echado a la puerta de él, lleno de llagas. Y deseando hartarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían, y le lamían las llagas. Y aconteció, que murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el infierno, alzando sus ojos estando en tormentos, vio a Abraham lejos, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque soy atormentado en esta llama. Y le dijo Abraham: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; mas ahora éste es consolado y tú atormentado. Y además de todo esto, una grande sima está confirmada entre nosotros y vosotros, así que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces dijo: Ruégote, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre; porque tengo cinco hermanos, para que les proteste; porque no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dice: A Moisés, y a los profetas tienen, óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; mas si alguno fuere a ellos de los muertos se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés, y a los profetas, tampoco se persuadirán, aunque alguno se levante de entre los muertos”,  (Lucas 16:19-31). Riqueza o pobreza no tienen que ver con el estado eterno de estos dos hombres; El punto que importa es creer o no creer en Dios.
Mi amigo, no hay segunda oportunidad después de la muerte; tu única oportunidad para resolver tu destino eterno es hoy mientras estás vivo. Rehusar a arrepentirte y confiar en JesuCristo como tu Salvador personal significa una eternidad en el infierno. De otro lado, arrepentirte del pecado y confiar en JesuCristo como Salvador significa el olvido de tus pecados e ir al cielo y estar con Él (con Cristo Jesús) por toda la eternidad. Por favor, lee con cuidado estos versos de la Biblia: “Porque el salario del pecado es la muerte: mas el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23), “Porque todo aquel que invocaré el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 10:13), Porque de tal manera amó Dios al mundo, que haya dado a su hijo unigénito; para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16), “El que en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que al Hijo es incrédulo, no verá la vida, sino que la ira de Dios queda sobre él” (Juan 3:36), “Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, (la cual recibisteis de vuestros padres) no con cosas corruptibles, como oro o plata; mas con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (1 Pedro 1:18-19).
La ÚNICA oportunidad para salvación es durante esta vida; no habrá una segunda oportunidad después de la muerte física. Alguien que no crea esto, es alguien que no cree en la Biblia, y el tal es llamado mentiroso por el mismo Dios. Amigo, humildemente te extiendo una invitación a arrepentirte de tu pecado y confiar en JesuCristo como tu Salvador. Tenemos la promesa de Dios, de que perdona y salva a quien cree en Él.
“Y este es el mandamiento, es a saber, que Dios nos ha dado vida eterna, y que esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene vida. Yo he escrito estas cosas a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios; para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios” (1 Juan 5:11-13).

~Richard A. Ciarrocca/2017

Todas las referencias de las Escrituras son de la Reina-Valera 1865

Small Tracts, Spanish Literature

Related Products

0