El Veredicto está pronunciado: … {The Verdict Is In}

$2.25
Quantity:
Language:
Quantity per contribution:

… hay que nacer de nuevo! Si hubiera preguntado alguien a mí hace unos quince años describir a una persona que se llama “nacida de nuevo”, hubiera dado yo un ejemplo de una persona fingida, santurrona de la cual, después de “recibir religión” usaría el titulo en alguna manera para justificarse de cualquier malhecho y […]

The Verdict Is In-S… hay que nacer de nuevo!

Si hubiera preguntado alguien a mí hace unos quince años describir a una persona que se llama “nacida de nuevo”, hubiera dado yo un ejemplo de una persona fingida, santurrona de la cual, después de “recibir religión” usaría el titulo en alguna manera para justificarse de cualquier malhecho y excusar a su comportamiento.
En el momento que fui yo “nacido de nuevo”, no obstante me di cuenta de lo que significaba este término; que fui yo perdonado eternamente de todos mis pecados y tenía un estatus recto ante Dios.  ¡Ya lo sé,  y es bíblica, y es imprescindible!
La Biblia dice en Proverbios 18: 1: “CONFORME al deseo busca el apartado: en toda doctrina se envolverá.”  Amigo mío, hay que venir un tiempo en tu vida cuando te separes plenamente del mundo para examinarte a ti mismo así como Dios te ve.  ¿Por qué?  Porque tu alma va quedar por la eternidad en el cielo o el infierno de acuerdo con La Palabra de Dios.  La Biblia dice en Romanos 6:23: “Porque el salario del pecado es la muerte: mas el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”  Si tú hubieras cometido justo un solo pecado en tu vida entera tú serás inelegible entrar al cielo porque la santidad de Dios no puede coexistir con pecado en ninguna manera.  Sin embargo, Jesucristo el Hijo de Dios eterno derramó su sangre y murió una muerte cruel en la cruz de Calvario cargado con el castigo merecido de toda la humanidad.  Sí, este significa los pecados míos y los pecados tuyos.  Jesucristo se hizo nuestro sustituto para que nosotros no tuviéramos que quemarnos en el infierno por toda la eternidad.  ¡El pagó el precio completo!  La palabra de Dios dice que si aceptáramos esta verdad- si aceptáramos este regalo misericordioso de Jesucristo como
Salvador- en ese caso Él nos recibirá en Su familia.  Nosotros somos por lo tanto “…renacidos…por la palabra del Dios, . . . . . .

Spanish Literature

Related Products

0 0