El Regalo Despresiado {The Neglected Gift}

£4.42
Quantity:
Language:
Quantity per contribution:

¿Cómo te sentirías si haces un gran sacrificio y gastas una gran suma de dinero para dar un regalo a algunos de tus seres queridos, y ofreces ese regalo, solo para que lo rechacen o desprecien? Si tú eres igual al resto de nosotros, te deberías sentir profundamente herido y ofendido. Y te harías, a […]

¿CóNeglected Gift-Smo te sentirías si haces un gran sacrificio y gastas una gran suma de dinero para dar un regalo a algunos de tus seres queridos, y ofreces ese regalo, solo para que lo rechacen o desprecien? Si tú eres igual al resto de nosotros, te deberías sentir profundamente herido y ofendido. Y te harías, a ti mismo, la siguiente pregunta: ¿Quién puede ser tan indiferente para comportarse de esa manera? Te puede sorprender que la respuesta a esa pregunta es: TÚ MISMO. ¿Cómo así? Esa es una buena pregunta, trataré de explicártelo brevemente.     Algunas personas, sino es que la mayoría, ven a la Navidad como un tiempo para dar y recibir, también para reunirse con amigos y familia, eso está muy bien. Hay empresas que ven a la Navidad como un tiempo para hacer fiestas, para vender y comprar, un tiempo para hacer dinero, mucho dinero. ¡Esto no tiene que ver con la Navidad! La Navidad tiene que ver con un regalo. No con cualquier regalo, pero con EL regalo de Dios para su creación –para todos los hombres. El regalo que Dios dio fue su Hijo JesuCristo, quien dejando la gloria del Cielo, tomó, él mismo, el cuerpo de un hombre de manera que Él pudo derramar Su sangre inocente y morir en la Cruz del Calvario como el mayor y completo pago por la deuda de nuestro pecado.
María, la madre terrenal de Jesús, no fue preñada para tener a Jesús, ella concibió por el Espíritu Santo, así, fue imposible que la pecadora naturaleza humana pasara al niño Jesús. “Y el nacimiento de JesuCristo  fue así: Que estando María su madre desposada con José, antes que hubiesen estado juntos, se halló haber concebido del Espíritu Santo” (Mateo 1:18). Dado que tenemos una naturaleza pecaminosa, habiendo recibido tal naturaleza de Adán, así como la pena del pecado que es la muerte, nosotros no podemos redimirnos de nuestros pecados, ¡Cristo Jesús vino precisamente a eso! “Por tanto, de la manera que el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte pasó a todos los hombres porque todos pecaron” “Porque como por la desobediencia de un hombre muchos fueron hechos pecadores, así por la obediencia de uno muchos serán hechos justos” (Romanos 5:12, 19).
Para los que puedan estar preguntándose por qué Él haría algo así por nosotros, la razón es la siguiente: porque Él nos ama grandemente. “Mas Dios encarece su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). “Porque de tal manera amó Dios al mundo ………

Spanish Literature

Related Products

0 0